Accueil      DECICACION AL RE DE AMOR

a proclamar tu soberanía          sobre nosotros.

 

 
 
 

 
 
 

 
 
 
 
 
 
 
 
RE DE AMOR
 

 
 

DEDICACIÓN AL REY DE AMOR

Jesús, Rey de Amor, como ha expresado a madre Yvonne-Aimée y sainte Marguerite-Marie el deseo que reines sobre las familias cristianas, venimos hoy a proclamar tu soberanía sobre nosotros.

Queremos vivir ahora tu vida, hacer florecer en nuestra familia las virtudes, por las cuales hay recompensa. Queremos desterrar el espíritu materialista en la sociedad, que ha traído maldición. Que reines en nuestras mentes por la simplicidad de nuestra fe. Que reine en nuestros corazones la llama de tu amor incondicional y que ella, mantenga encienda  el deseo de recibir frecuentemente tu divina Eucaristía.

Digno, Oh divino corazón, deseamos que presidas nuestras reuniones, bendice nuestras empresas espirituales y temporales, quita nuestras preocupaciones, santifica nuestras alegrías, alivia nuestras penas. Si alguno de nosotros te ofendió gravemente, recuerda, Corazón de Jesús, que eres bueno y misericordioso para el pecador arrepentido.

Y cuando fuera la hora de la separación, cuando la muerte traiga luto a nuestras vidas, tanto los que mueren como los que quedamos, estemos sujetos a tu divina voluntad. Nosotros nos consolaremos con la esperanza de que un día nos reuniremos contigo en el cielo, y será para siempre, entonces cantaremos tu gloria y tus beneficios. Que el inmaculado Corazón de María, el glorioso Patriarca San José presentes en esta consagración, estén con nosotros cada día de nuestras vidas. ¡Viva el corazón de Jesús, nuestro Rey y nuestro Padre! ASI SEA.

 
 
a proclamar tu soberanía sobre nosotros.